Por qué la demanda de contenido localizado está en auge

Por qué la demanda de contenido localizado está en auge


La demanda mundial de servicios de traducción está creciendo a un índice anual respetable de 5.5 %. Se cree que este índice podría aumentar hasta el 7.5 % en el 2018. Esta mayor demanda de material traducido se debe, en gran medida, a que las marcas expanden sus áreas de operación. El comercio electrónico transfronterizo va en aumento, ya que los consumidores tienen más confianza y cuentan con más información respecto de realizar compras a marcas internacionales.

Las marcas se están aventurando a internacionalizarse y están intentando satisfacer las necesidades de los consumidores fuera de su mercado interno. Como resultado, las compañías hallan cada vez más motivos para traducir sus materiales.

Junto con el auge en los servicios de traducción pura del idioma, también hay un crecimiento en la demanda de servicios de transcreación.

La transcreación agrega valor a los servicios de traducción al asegurarse de que el contexto cultural del mensaje de la marca también se transmita satisfactoriamente en el mercado objetivo. Adapta el estilo, el tono y el contexto de los materiales de una marca, de modo que estos puedan producir el efecto deseado en el nuevo público.

Las marcas de Canny se están dando cuenta de la importancia de usar la transcreación como una manera de personalizar su estrategia para los públicos nuevos.

Nuevos tipos de material

La adaptación cultural de los materiales para los mercados nuevos no se aplica solamente a los mensajes de marketing. Los servicios de transcreación ya se aplican también a las aplicaciones móviles, los sitios web, los juegos digitales, los videos y las imágenes.

Esto exige a la industria de la traducción que especialice su oferta y que se adapte para crear nuevos tipos de proyectos de traducción. En algunos casos, los servicios de traducción y de transcreación se especializan cada vez más, a medida que los traductores se enfocan en áreas específicas, como la localización de videojuegos.

A medida que las marcas se van internacionalizando cada vez más en cuanto a su perspectiva, reconocen que la traducción ordinaria de los materiales ya no está a la altura de las circunstancias.

Hay muchísima competencia en áreas tales como el mercado de los juegos móviles y de aplicaciones, y estas deben adaptarse a los mercados locales para tener éxito en ellos. Los consumidores ya no toleran las traducciones deficientes o una experiencia que no esté adaptada a sus necesidades.

Si un juego o una aplicación no está a la altura de sus estándares, pueden hallar fácilmente otra que sí lo esté.

La transcreación satisfactoria de mensajes y materiales puede hacer que una marca incursione en el exterior o bien impedirlo. Dado que las marcas están preparadas para invertir grandes sumas en una incursión comercial en el exterior, los costos de transcreación son solo una pequeña parte de lo que suele ser una inversión de gran envergadura.

Los principales mercados emergentes tales como India y China pueden ser duros de roer, pero ofrecen una oportunidad significativa para las marcas que alcanzan el éxito.

Las marcas, por lo general, pueden aprovechar la financiación para el crecimiento que ofrecen los inversionistas a fin de impulsar la expansión internacional; además, a veces hay subvenciones disponibles del gobierno para apoyar a las empresas que quieren exportar. Esto también ayuda a respaldar la demanda de servicios de transcreación.

Es un mundo cada vez más competitivo. Las marcas que antes prosperaban con poca oposición en su mercado interno ahora se enfrentan a la amenaza de las que ingresan al mercado desde el extranjero. Las marcas que antes competían solamente en su mercado nacional ahora se encuentran frente a una plataforma más amplia para la rivalidad ya que surgen nuevas oportunidades en el extranjero.

Para evitar que los competidores que se atreven a dar el salto hacia nuevos mercados las dejen atrás, las marcas, por lo general, buscan expandirse a nivel internacional a fin de competir contra viejos rivales. Esta expansión en la competitividad simplemente aviva el impulso de invertir en servicios para ayudar a que las marcas compitan en el escenario mundial.

Pero los servicios de traducción y transcreación no se necesitan solamente para expandirse a otros países. Las marcas están aprendiendo también a no desatender los distintos grupos culturales y de lenguas dentro de sus mercados existentes.

Un ejemplo de ello es el de EE. UU., donde las marcas tienen en cuenta cada vez más al mercado hispano. En el año 2000, el censo identificó que alrededor de 40 millones de estadounidenses hablaban otro idioma aparte del inglés en su hogar; en 2011 se cree que esa cantidad estaba más cerca de los 60 millones.

En la mayoría de los casos, el idioma del hogar es español, pero una minoría considerable también habla lenguas asiáticas. Las marcas estadounidenses dominantes se interesan cada vez más en realizar marketing con estos sectores de la población como objetivo, ya que representan un público significativo.

El futuro de la transcreación

Algunos de los mercados más significativos del mundo son complejos en términos lingüísticos. Un ejemplo es India: cientos de lenguas se hablan en todo el subcontinente, y algunos grupos de lenguas tienen poblaciones grandes.

Más de 25 millones de indios hablan lenguas como canarés, malabar y oriya.

Además, algunos grupos de lenguas son culturalmente distintos; el grupo etnolingüístico conocido como pueblo oriya tiene tradiciones y actitudes culturales particulares, así como su lengua homónima que lo identifica.

Grupos como estos de los mercados emergentes, considerables y diferenciados en términos lingüísticos y culturales, pueden ser objetivos principales para las marcas internacionales y proporcionar el trabajo del futuro de la industria de transcreación.

Con el aumento de los ingresos por familia en la India y un mercado enorme a considerar, la mejor estrategia de una marca podría ser segmentar por lengua y cultura para adueñarse de una parte del mercado.

Sin embargo, así como se ven oportunidades en el horizonte de la industria de la traducción y la transcreación, también hay amenazas.

Al igual que muchas industrias, el sector de la traducción enfrenta la alteración que presenta la inteligencia artificial. La traducción automática se está volviendo cada vez más sofisticada y, aunque sus resultados en la actualidad son irregulares, en el futuro, la traducción automática podría mejorarse lo suficiente y poner el empleo en riesgo.

Aunque los empleos de traducción podrían verse amenazados, resulta difícil pensar que la inteligencia artificial pudiera reemplazar los servicios de transcreación.

Lo más probable es que la intervención humana siga siendo necesaria para elaborar mensajes eficaces y materiales significativos en términos culturales para comunicarse con los nuevos públicos.

Aunque la inteligencia artificial represente una fuerza perturbadora, es poco probable que pueda reemplazar el aporte humano cuando las marcas se comunican con los nuevos mercados.

Lo más probable es que haya un cambio significativo en la industria en el futuro, a medida que surjan nuevas oportunidades y la inteligencia artificial convulsione el mercado.

Publicaciones relacionadas

Suscríbase a nuestro boletín informativo